Sobre el complot

Escrito por: Philippe Sollers

Traducido por: Hugo Savino

¿La verdad se comparte con los otros?

La verdad se comparte indudablemente en el plano científico. Francamente no veo otra verdad que merezca ser compartida. Las matemáticas al respecto son decisivas. Esta verdad está por entero en la exactitud que no deja, con la ciencia, de progresar. 

¿Quiénes son los culpables de las mentiras políticas?

Desde luego los políticos mismos cuya actividad consiste en el hecho de mentir a cada paso. Es un arte más o menos bien practicado, pero hoy de una manera catastrófica, como lo prueba el virtuosismo extraordinario en la mentira del ex-presidente de los Estado Unidos cuyo nombre no citaré, puesto que en esta materia está en su mejor momento.

¿Cuál es el mejor remedio contra el complotismo?

No hay ninguno, en la medida en que el ser humano es naturalmente complotista. No puede dejar de ver complots por todas partes, incluso en su intimidad y en la existencia turbia de los otros  humanos que lo rodean. En sí mismo, tendría que darse cuenta de su naturaleza misma de participación global en todos los  complots.

¿Le ocurrió alguna vez creer o tomar en serio, o al menos tener dudas bajo el efecto de una teoría del complot?

Como yo mismo soy un complotista muy activo, no puedo tomar en serio una teoría del complot, sea la que sea, salvo aquella en la que participo de una manera constante. De todas maneras, la miríada de complots en curso siempre desemboca de manera lógica en todo lo que concierne al cristianismo y su fuente judía, es decir finalmente en el antisemitismo y la Revolución francesa, que ha sido el objeto fundamental de un complot del Siglo de las Luces francés. Estas Luces ahora están tan apagadas que el complot más idiota puede desarrollarse libremente. El complot siempre es fruto de la ignorancia que conduce, como decía Voltaire, al fanatismo. Y la realidad se encarga actualmente de demostrarlo, a causa del torbellino de las redes sociales.

Le hago notar por otra parte que yo complotaba con Barthes, quien me decía una noche en que cenábamos juntos a fines de los años 70 : «Mire, la ignorancia va ser tal que para combatirla será necesario volver a escribir la Enciclopedia.» Él acababa de escribir un texto magnífico sobre las planchas de la Enciclopedia clásica, y yo proseguí ese trabajo a través de libros que se pueden encontrar en «Folio» Gallimard : La Guerre du goût, Éloge de l´infini, Discours parfait, Fugues, et Complots, aparecido en el 2016, donde se puede leer sin rodeos : «Más aumenta la devastación, más importancia tiene el disco duro de la literatura y del arte, prueba de vastos complots positivos a través del tiempo. El futuro está ahí.» El epígrafe de este libro es de Martin Heidegger : «El verdadero pensamiento de la Historia solo se le aparecerá a muy pocos

¿Cómo explicarle a un niño la manera de reconocer una teoría del complot?

Qué pregunta tan curiosa. Un niño es un complotista nato. Ve a los adultos, los oye, sabe que mienten. Y por qué quiere explicarle la mínima teoría del complot puesto que es un complotista nato, al             que le gusta en diversos grados el virtuosismo de la mentira de sus padres.  

Problema : ¿cómo hablar de los complots reales que han existido en la historia sin hacer discursos complotistas?

Siempre hay que tomar como referencia a los grandes escritores que han captado el nervio mismo del complotismo por medio de su estilo. Veo a dos escritores franceses, pero hay otros, que ven a la sociedad como un complot permanente. El duque de Saint-Simon, con eso que llamé su brasero de complots, observaba de cerca la corte de Louis XIV, una maravilla de estilo y de lucidez. Otro virtuoso francés muy dotado – los franceses están muy dotados – en este asunto, Louis-Ferdinand Céline, es inaccesible para la estupidez antisemita clásica. 

¿Pensó alguna vez, por cansancio ante lo que se escribe allí, abandonar las redes sociales definitivamente?

No estoy para nada en esas redes.  

¿Cuál es su fake news favorita?

Para desesperación de Netanyaouh, que Donald Trump se convierta al catolicismo.

Venecia, 1º de febrero de 2021.

Otros Ritmos: Traducción

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s